En Google Chrome se pueden instalar extensiones o complementos que añaden funciones; de hecho, algunos trucos de Chrome parten sobre esa base, para ir más allá de las ventajas de los flags. Pero el propio funcionamiento del navegador web de Google, como quizá también sepas, hace que se generen procesos independientes por cada pestaña y extensión en activo, de tal modo que el consumo de recursos se dispara a medida que añadimos. Si Google Chrome te va lento, esto es lo que necesitas saber

Con la intención de averiguar si las extensiones del navegador web afectan al rendimiento de Google Chrome, se ha llevado a cabo una análisis sobre 26 complementos diferentes. Hay muchas de ellas realmente conocidas, como Adblock Plus, uBlock, LastPass, Google Dictionary o HTTPS Everywhere. Y en los resultados se puede ver que, de media, las extensiones no afectan de forma significativa sobre el rendimiento; sin embargo, cuantas más tengamos instaladas, más lento funcionará el navegador web. Por otro lado, las enfocadas a la privacidad mejoran el rendimiento de Chrome.

Cuidado con cuántas extensiones instalas en Google Chrome y cuáles, porque es posible que te funcione más lento de lo normal

Grammarly, una popular extensión, provocó 300 ms de retraso por el consumo de CPU en la carga de páginas web; sin embargo, otras como StayFocused y Evernote Clipper provocaron un impacto de 200 ms adicionales en el tiempo de carga de páginas web. En otro nicho totalmente distinto, mientras que uBlock apenas provocó consumo de CPU y no ralentizó de manera significativa el navegador web, AdGuard, AdBlock y AdBlock Plus sí que produjeron tiempos de carga más lentos en cualquier tipo de contenido. De las dedicadas a privacidad, Ghostery es notablemente más liviana que Privacy Badger, pero ambas impactan al rendimiento.

Los mayores problemas se producen con las extensiones específicas para una web como, por ejemplo, los ‘trackers’ de precios de Amazon, pero que siguen funcionando en otros sites. Para evitar este tipo de problemas, los desarrolladores de extensiones de Chrome deberían de evitar la ejecución de scripts de contenido y tratar de mantener el código JavaScript lo más reducido posible. Mientras tanto, lo mejor es que tengamos cuidado sobre qué extensiones usamos y, sobre todo, cuántas.

Fuente:
Carlos González
adslzone