Los usuarios de dispositivos iOS, generalmente los de iPhone, se han encontrado con una situación en la que el iPhone se enciende, por más que se pulse el botón Power este permanece con la pantalla negra. Para alivio de todos, este «problema» tiene fácil solución ya que es posible que el iPhone necesite un reinicio forzoso o un poco de alimentación para poder encenderse nuevamente.



Solución al fallo del iPhone o iPad cuando no quiere encender

Desde luego, este fallo en el que la pantalla se queda en negro y el dispositivo no se enciende se puede deber a un problema mucho más grave pero para poder descartarlo os aconsejamos que sigáis los pasos que os dejamos más adelante.
Recargar el iPhone Hasta que se Reinicie

Para esto tendremos que conectar el dispositivo a un enchufe o por USB a un ordenador, en ambos casos tendremos que esperar entre 15 y 25 minutos.
En el caso de haber conectado el iPhone directamente a una red eléctrica, simplemente tendremos que encender el dispositivo pulsando de forma permanente el botón Power hasta que nos aparezca la manzana en la pantalla, esto tras haber estado cargando al menos 15 minutos. Si lo conectaste a un ordenador a través de USB, trás haber transcurrido unos 25 minutos aproximadamente, el iPhone debería de encenderse por si solo. Si el problema es por falta de carga de la batería, os aconsejamos que dejéis cargando el dispositivo al menos 4 horas antes de empezar a usarlo nuevamente.




Nota: La recarga a través de un enchufe es más potente y rápida que la recarga a través de una conexión a ordenador por USB, con lo que es más efectivo cargarlo directamente a través de la red eléctrica.
Forzar el Reinicio del iPhone o iPad

A veces el hecho de que el iPhone o cualquiera de nuestros iDevice no se encienda es debido a que se ha quedado colgado, recordemos que estos dispositivos son smartphones o pequeños ordenadores integrados en nuestros dispositivos móviles. Por este motivo, es posible, que simplemente forzando un reinicio el dispositivo vuelva a encender y estar nuevamente operativo.
Para forzar un reinicio simplemente tendremos que mantener pulsado al mismo tiempo el botón Home y el botón Power, como se muestra en la imagen, durante aproximadamente 10 – 15 segundos hasta que el dispositivo se encienda y nos aparezca el logo de Apple. Tenemos que tener en cuenta que este procedimiento no afecta a la configuración de nuestro dispositivo y lo que hará simplemente es matar todos los procesos pendientes y permitir que el iDevice se encienda y vuelva a funcionar. Esto lo podemos realizar incluso sin tener que poner el dispositivo a cargar, con lo que en el caso de tener la pantalla negra y que el dispositivo no responda, sería mejor probar este método antes.



Falla el Software del dispositivo (iPhone, iPad)

En ocasiones existe la posibilidad que el fallo que hace que nuestro dispositivo se quede con la pantalla en negro sea el mismo sistema operativo, uno de los indicativos es que al poner a cargar el iPhone este enciende y tiene buena carga de batería, pero al desconectarlo automáticamente deja de funcionar, es decir, se vuelve a quedar con la pantalla en negro y no responde.
Para esto, la solución es muy sencilla, tenemos que restaurar nuestro dispositivo iOS. Para ello tenemos que seguir los siguientes pasos:

  • Conectamos el iPhone al ordenador.
  • Lo ponemos en modo DFU, esto lo hacemos manteniendo pulsado al mismo tiempo el botón Home y el botón Power, en el momento en el que nos salga la manzana soltamos el botón Power y seguimos manteniendo pulsado el botón Home hasta que nos salga en la pantalla el símbolo de un cable USB y iTunes.
  • En este punto iTunes debería de indicar que ha detectado un iPhone en modo de recuperación, aquí deberemos decirle que queremos restaurar el dispositivo y seguir lo pasos que nos indica.

Una vez que tengas restaurado el dispositivo podrás configurarlo nuevamente como lo tenías e incluso poner la última copia de seguridad que habías realizado del dispositivo.




El iPhone Aún No se Enciende

Como todo es probable, puede darse el caso en el que, trás haber realizado los dos procedimientos anteriores nuestro dispositivo siga sin encender, en ese caso deberíamos de tener en cuenta varios factores:

  • La batería está completamente agotada y no recarga. La solución sería realizar un cambio de batería, no es lo más normal pero existe la posibilidad de que suceda.
  • El cargador USB no funciona correctamente o es defectuoso. Este es uno de los problemas más comunes, para poder comprobar si el fallo es del USB debemos probar el mismo cable con otros dispositivos. Este problema puede deberse a cables baratos o de mala calidad.
  • El iPhone está roto, este es uno de los factores que más suelen afectar ya sea porque se haya mojado, haya sufrido una caída o se haya sobre expuesto a altas temperaturas.
  • iPhone defectuoso, es uno de los problemas menos frecuentes pero es probable que suceda, en estos casos Apple realiza el cambio de dispositivo de forma gratuita.

En cualquier caso, si tenéis algún fallo de los anteriormente indicados, sería conveniente pedi cita en el Apple Store más cercano e informar de los problemas que está sufriendo el dispositivo, en el peor de los casos nos tocará pagar la reparación del dispositivo, aunque por lo general suelen resolverse sin necesidad de realizar algún pago adicional. Nota: Este tutorial es válido para cualquier iPhone, iPod touch, iPad y iPad mini con cualquier versión de iOS.