Cuando los sistemas informáticos y recursos de una compañía están bien protegidos es común que se utilicen técnicas de ingeniería social para lograr evadir esas protecciones y así poder acceder a los recursos protegidos. La ingeniería social se trata de comprometer a los humanos que utilizan esos sistemas informáticos.

[SOLO LOS USUARIOS REGISTRADOS PUEDEN VER LOS ENLACES. ]

La ingeniería social es un término empleado en ciencias políticas en un doble sentido. Primero: esfuerzos para influir actitudes; relaciones y/o acciones sociales en la población de un país o región y, segundo, una manera de implementar o aproximar programas de modificaciones sociales. Ambas acepciones implican tentativas a gran escala, sea por gobiernos o grupos privados.

A pesar que por varias razones, el término ha sido imbuido de connotaciones negativas es necesario notar que, de hecho, toda ley y tentativa de organización social o civil -incluyendo Ordenamiento jurídico y territorial- tiene el efecto de cambiar el comportamiento y puede considerarse “ingeniería social”. Las prohibiciones de asesinato, violación, suicidio, de tirar residuos en lugares indebidos, etc, son todas políticas destinadas a modificar comportamientos que son percibidos como indeseables. En la jurisprudencia británica y canadiense, se acepta que cambiar actitudes públicas sobre un comportamiento es una de las funciones claves de las leyes prohibitivas. Los gobiernos también influyen el comportamiento más sutilmente, a través de incentivos y desalientos incorporados, por ejemplo, en sus políticas impositivas.

Formato: MP4

[SOLO LOS USUARIOS REGISTRADOS PUEDEN VER LOS ENLACES. ]